domingo, febrero 05, 2017

La PedagoGata



¡La Gata anuncia que ha vuelto a la enseñanza, señores! Que se levanta temprano en la mañana- qué tal esfuerzo, oiga- se toma su sacrosanto café y baja de su techo un día a la semana. La Gata se acomoda en un roble viejo, rodeada de sus jóvenes alumnos ansiosos por aprender.

- ¿Qué hago yo en el mundo? - le preguntan

A lo que La Gata respondió:

- Eres el mundo

Luego la Gata calla, camina entre ellos, revisa sus dibujitos, y luego,  se dirige a su escritorio dando varias vueltas sobre sí antes de sentarse.

- Miss... ¿el árbol, las flores y el cielo, no son también el mundo?
- Cada punto de luz que  brilla en la Tierra es uno de ustedes... iluminando el camino  cuando se oculta el sol

- Sabia Gata eres -le dice el más grande de los gatitos - ¿cómo sabes tanto?

- Sólo soy yo una gatitta arrabalera, el conocimiento está en todos lados, al alcance de cualquiera

- ¿Y porqué los demás gatos viejos no lo ven?

- ¿Viejos? Vieja será tu... ¡perdón!... pero sí, es cierto. La gente se envejece antes de su tiempo cuando no se conoce a sí misma

Terminada la clase, la Gata se fue trepando a lo más alto de su techo. Entre su trabajo, su novio y sus miles de amigos e interesantes proyectos; no había podido dormir en mucho tiempo, y bueno, ya es hora de su siesta de las cinco.... ¡Buenas tardes!

2 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

anda la gatita sabia!!
si que le ha dado el palo al gato
el tiempo de ausencia ha significado todo un camino lleno de aprendizajes y de lecciones maravillosas

besitos de leche:)P

gracias gatica por esas garritas en mi rincón
besitos de luz

La Gata dijo...

Pues que ni qué... es muy bueno leernos, nos hace bien al alma :)
Besitos para tí